Necesito una mesa para el café, dicho y hecho!

Hasta hoy tenía una mesa de ikea que hace algunos años había pintado de blanco, porque era negra y no pegaba con nada. Estaba harta y las mesas que me gustan…. o valen un dineral (aunque sean de tutelomontas-tutelocomes), o no me iba el diseño, tengo gustos un poco más caros de lo que me permite la cartera, vaya.

Y hoy, tengo una mesa chulísima, funcional y de la medida que necesitaba!

Ha sido bastante más fácil de lo que pensaba, lo más complicado traer los tableros y al perro en el coche jajaja.Esta vez fuí a un almacén de maderas profesional, en el que fliparon un poco cuando vieron a una rubia con un perro y un croquis en un papelito minúsculo con el diseño de la mesa que quería, las medidas, etc. Un chico muuy amable me aconsejó, me llevó por todo el almacén, que por cierto, me encantó, si no lo habéis hecho os lo recomiendo, una visita a un almacén de maderas, pero de verdad. Cómo huele, los colores, las texturas… no sé, hay que conocer los materiales.

Bueno, qué os parece? a mi me encanta, pero claro, no soy imparcial ; )